El 8 de marzo, las MUJERES adelante!

[us_single_image image=”16086″ size=”medium” align=”left”]

Tanto en Uruguay, Argentina, como en el mundo, este 8 de marzo del 2019, día Internacional de la Mujer, ha sido una verdadera demostración de combatividad por una serie de proclamas, en que fundamentalmente está la denuncia del Fascismo.

[us_single_image image=”16090″ align=”center”][us_single_image image=”14341″ size=”medium” align=”left”]

Marcha 8M: miles de personas se

movilizaron en todo el país y el centro de

Montevideo se volvió violeta

8 de marzo de 2019

 Escribe: Mariana Cianelli

[us_single_image image=”16091″ align=”center”]

Valentina se lleva la cámara al ojo para sacar una foto a sus compañeras mientras se preparan para marchar en el Día Internacional de la Mujer, en la plaza Libertad. Los pañuelos violetas adornan sus muñecas, sus cuellos, sus mochilas. El violeta también es el color elegido para los pintarse los ojos, la boca, las mejillas entre sí. Valentina es educadora de primera infancia y cree que este año, en particular, se dio una necesidad “imperiosa” de poder estar “firmes” y “juntas”. Muchas veces, agrega, a las maestras y a las docentes se les adjudica un rol de “segundas mamás”, pero que este año la lucha y la conciencia ganó fuerza entre sus pares.

A unos pocos metros, una tela violeta se extiende por el piso de la plaza. Una mujer y una niña pintan de blanco la primera letra de una palabra dibujada: “Desmadre”. Lucía cuenta que hace tiempo se juntan para problematizar sus maternidades porque la maternidad trajo también aparejado muchas “angustias, culpas, agobio”. Lo individual, con el tiempo, pasó a ser colectivo: “Tratamos de poner en cuestión los mandatos, confrontarlos, negar algunos y reflexionar cómo nos sentimos”, dice, y añade: “Desmadre: colectiva de maternidades feministas” habla del “desmadre que de salirse de los cauces preestablecidos. Es un río que desborda, que se desmadra”. Mariana cuenta que buscan deconstuir el concepto “hegemónico” de madre como “mujer sacrificada, sufriente, que no tiene vida, una sexualidad, un trabajo. Es lo que queremos deconstruir con el desmadre”.

Los retratos de Alison, Silvia, Mili, Mónica, Maite, Florencia, Catherine y Leticia pegados en varios árboles de la plaza muestran que siguen desaparecidas, y no sabemos sabe dónde están.

Alba tiene los labios pintados de violeta y una remera verde con el logo de la radio Vilardevoz. Mientras espera que arranque la marcha, levanta su cartel, que dice: “Mujeres, locas, y pobres. Presentes siempre”. Su lucha es contra el “machismo” y la “estigmatización”. “Nosotros llevamos la etiqueta de la locura con mucho orgullo; la locura es nuestra alegría. Vivimos el machismo por ser mujeres, locas y pobres y luchamos para deconstruir esa estigmación”, sostiene.

Páginas: First |1 | 2 | 3 | ... | Next → | Last