En el 20 de mayo del 2017

En el 20 de mayo del 2017-“Responsabilidad del Estado. Ayer y hoy” 

[us_single_image image=”7598″ align=”center” animate=”afb” animate_delay=””]
[us_single_image image=”7599″ align=”left”]

Responsabilidad del Estado

Mariana Mota

La Marcha del Silencio que se realizará esta noche tiene como consigna “Impunidad; responsabilidad del Estado ayer y hoy”. Las razones que dieron origen a esta marcha perduran desde entonces: la búsqueda y hallazgo de los detenidos desaparecidos. Pero con el correr de los años esta demanda se fue ampliando en dirección a exigir al Estado que asuma su responsabilidad respecto de las violaciones a los derechos humanos en la época de la dictadura, y ahora también exigiendo igual cumplimiento de los derechos humanos en democracia.

La Constitución reconoce, en su artículo 7º, los derechos humanos como inherentes a la persona, y agrega que es función esencial del Estado promover y garantizar el pleno ejercicio de estos. Cuando se habla de crímenes de Estado, se indica que es el Estado, a través de sus funcionarios, el que, en lugar de tutelarlos, ha vulnerado los derechos fundamentales de los habitantes del país.

Por eso, es indiscutible que las graves vulneraciones producidas durante la dictadura constituyen una actuación indebida, ilegítima; constitutiva, en sus formas más graves, de delitos de lesa humanidad.

Es deber del Estado no sólo asumir y reconocer que tales quebrantamientos se produjeron sino organizar sus funciones conforme el mandato constitucional, es decir, protegiendo y garantizando el goce de los derechos humanos.

Dentro de ese deber se encuentra desarrollar una actuación decidida e inequívoca en dirección a reconocer las ilicitudes y a impulsar acciones reparatorias de los daños cometidos. Pero esa actuación debe desplegarse en relación a todo el Estado, respecto de todos sus organismos. No se cumple solamente habilitando a la Justicia a investigar. Porque esa actuación jurisdiccional, que es una de las funciones del Estado, no lo representa totalmente en esta responsabilidad reclamada. Otros organismos deben actuar en coordinación. Y esta actuación no se satisface alegando simplemente disposición en la medida de sus posibilidades.

La responsabilidad estatal sólo se asume cabalmente con un proceder proactivo que responda a la asunción del protagonismo que ha tenido en aquella actuación ilegal. Exigiendo una actuación decidida, comprometida, en los integrantes de cada organismo estatal para revisar el proceder del Estado en tiempos de dictadura, identificando las acciones que facilitaron las violaciones a los derechos humanos, revelando dichas actuaciones ilegítimas y ejecutando las medidas necesarias para efectuar los cambios necesarios para fortalecer la actividad debida.

Para alcanzar el grado de vulneración masiva de derechos como la que se vivió, se requirió de la actuación de todos los organismos del Estado. Será entonces necesario, para asumir esa responsabilidad y cumplir con la reparación de aquellas conductas ilegítimas, que se reconozca, identifique y corrija cada una de tales acciones, lo que no basta con un reconocimiento genérico, sino con una actuación que vaya necesariamente en sentido contrario al recorrido que se transitó cuando se violaron los derechos.

Páginas: First |1 | 2 | 3 | ... | Next → | Last