Velada amenaza de militares uruguayos: “…empezamos a volver”

ladiaria27/9/2016

Militares retirados recurrirán a la Justicia si se concreta un nuevo impuesto a sus jubilaciones

milicos-enpiedralataMilitares en la Piedra Alta-Florida

“¡Firmes y dignos! ¡Siempre firmes y dignos!”, exclamó el coronel retirado Hebert Fígoli en la explanada de la Piedra Alta, en Florida, ante más de 1.000 personas que se reunieron en el quinto encuentro nacional de retirados militares. La exhortación parafraseaba el lema del propio encuentro, cuya recepción tuvo discursos poblados de enfáticos enunciados, enérgicas menciones a la patria, mayestáticas referencias a José Gervasio Artigas, y algunos apuntes sobre lo perenne de la actividad militar “más allá de nuestra situación de revista”. También sirvió para enviar un saludo a “los camaradas retirados que, por el fatalismo agrio de mezquinas circunstancias en que les tocó servir, hoy se encuentran privados de su libertad”, tal como lo hizo el coronel Ruben Hartmann, uno de los anfitriones. Hartmann, que con ese saludo, dijo, buscaba “cierto paralelismo” con un acto de desprendimiento que Artigas tuvo para con los “orientales prisioneros en la isla de Cobras, en Río de Janeiro”, cerró su discurso con un misterioso agregado: “Muchas gracias y, por ahora, empezamos a volver”.

En voz alta

Aunque oficialmente el encuentro se produjo para reunir a retirados militares “sin distinción de fuerzas, jerarquías ni generaciones” y para homenajear a Artigas en el mes de “su paso a la inmortalidad”, en los hechos, el discurso central -el de Fígoli- se enfocó en la eventual reforma del Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas (FFAA), “la una y mil veces mal llamada Caja Militar”. El énfasis fue puesto sobre la eventualidad de un nuevo impuesto a los retiros y pensiones, que sería progresivo y con un mínimo imponible cercano a los 30.000 pesos.

Fígoli explicó que él “lidera” un equipo de retirados de las Fuerzas Armadas, conformado “en acuerdo con el comandante en jefe del Ejército para el análisis de la seguridad social militar”. El equipo, que “ha mantenido fluida comunicación con el jefe del Estado Mayor de Defensa y los comandantes en jefe de las tres fuerzas, enterándolos de lo actuado”, entiende que la cristalización de la que “eufemísticamente, como nos tienen acostumbrados, llamarían prestación pecuniaria coactiva de asistencia al servicio de retiros y pensiones de las FFAA” significaría “un doble impuesto, de carácter confiscatorio, ya que en algunos casos puede significar 50% del haber de retiro o pensión”. “Nuestros asesores jurídicos nos han explicado que viola el principio de igualdad contemplado en la Constitución de la República. Afecta claramente derechos adquiridos y resulta discriminatorio, ya que el servicio de retiros no es el único sistema que recibe asistencia financiera del Estado. Que quede claro lo que digo: recibe asistencia financiera, pero el servicio de retiros no es deficitario, como algunos insistentemente expresan. ¿Por qué sólo a nosotros nos quieren poner un doble impuesto, si todo el sistema de seguridad social tiene asistencia financiera del Estado?”.

Fígoli convocó a los retirados militares a “defender sus justos, legítimos y merecidos derechos”, a que “sean voceros en cada barrio o localidad”, y “rectifiquen conceptos erróneos que maliciosamente se tratan de imponer. No es momento de quedarnos callados”. “En forma clara y contundente, unidos nos haremos escuchar. ¡Firmes y dignos! ¡Siempre firmes y dignos!”. Aseguró además que “si los futuros cambios se orientan a contar con fuerzas armadas altamente entrenadas, equipadas y con dignas remuneraciones, bienvenido sea. Pero si los futuros cambios pretenden erosionar nuestras fuerzas armadas y dañar nuestros derechos, no permaneceremos impasibles”.

Luego dijo a los medios locales que, “en caso de que este nuevo impuesto se materialice”, los retirados realizarán “jurídicamente todas las acciones que corresponda desde el punto de vista de nuestra responsabilidad, de nuestros derechos y nuestra cultura cívica”, acudiendo a la Suprema Corte de Justicia, por entender que sería un impuesto inconstitucional.

Las diferencias

Páginas: First |1 | 2 | 3 | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.