Argentina: rechazo a la Iglesia su intervención

Pagina12-Logo_svgv=0_13

 “No hay diálogo posible con quienes desaparecieron a nuestros hijos”

Los organismos de derechos humanos rechazaron el nuevo intento de la Iglesia de impulsar la “reconciliación” entre víctimas y victimarios del terrorismo de Estado. “Yo no agravié a nadie. Fui agraviada con el asesinato de mi hija y el robo de mi nieto”, afirmó Estela Carlotto

carlotto

Los organismos de derechos humanos rechazaron el llamado a la “reconciliación” de la Iglesia

“La reparación es por medio de la Justicia”

Madres, Abuelas y Familiares de desaparecidos señalaron que los represores siguen negando información. Graciela Fernández Meijide confirmó que concurrirá al encuentro pero que no puede haber “reconciliación” si no hay “conciencia del daño que se provocó”.

 

Por Ailín Bullentini

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), José María Arancedo, se escudó en el papa Francisco para destacar la “actitud de la Iglesia de promover una cultura del encuentro y fortalecer lazos de amistad social” y justificar así el nuevo intento de la máxima autoridad de la Iglesia Católica del país de “reconciliar” a víctimas y victimarios del terrorismo de Estado. Lo hizo en la homilía que inauguró anoche una nueva asamblea plenaria del organismo, la número 113, en la que los obispos de todo el país escucharán “testimonios de familiares de personas que sufrieron las consecuencias de este período marcado por la violencia en distintos ámbitos de la sociedad”. Así lo informó el Episcopado en un comunicado en el que evitó referirse a familiares de desaparecidos durante la última dictadura cívico militar y a agrupaciones que bregan por la “memoria completa”, integradas mayoritariamente familiares y amigos de represores condenados y procesados por delitos de lesa humanidad. La iniciativa fue rechazada de plano por los organismos de derechos humanos. “¿Ahora vienen a pedir reconciliación? Deberían decirles a los militares genocidas que vayan a los tribunales a declarar toda la verdad sobre nuestros hijos”, advirtió Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo de la línea fundadora. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo opinó en la misma línea: “No tenemos que reconciliarnos con nadie; yo no agravié a nadie; fui agraviada con el asesinato de mi hija y el robo de mi nieto”, remarcó. Abuelas aún busca a más de 300 bebés apropiados durante el terrorismo de Estado. 

Páginas: 1 | 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.