Argentina: DERECHO A LA IDENTIDAD

Diálogo con Mariana Herrera, directora del BNDG

Día del Derecho a la Identidad:

Cuando la ciencia hace justicia

Desde 2004, el 22 de octubre se homenajea la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo en la recuperación de los niños apropiados durante la última dictadura. En diálogo con PáginaI12, Mariana Herrera reflexiona sobre el papel del Banco Nacional de Datos Genéticos en la búsqueda de memoria, verdad y justicia.

22 de octubre de 2019

Por Pablo Esteban

El trabajo que realiza el Banco Nacional de Datos Genéticos en la restitución de identidades es uno de los mayores orgullos de la ciencia argentina. El conocimiento científico, de esta forma, se perfila como una herramienta invaluable al servicio de los derechos humanos, acompañando las acciones y la perseverancia de las Abuelas de Plaza de Mayo. Este martes, como cada 22 de octubre desde 2004, se conmemora el Día Nacional del Derecho a la Identidad, por ello, nada mejor que la perspectiva de Mariana Herrera, doctora en Biología y directora del BNDG. Aquí describe cómo ciencia y justicia van de la mano; narra el modo en que el propio concepto de identidad se ha resignificado a partir de las restituciones históricas y argumenta, finalmente, por qué los derechos humanos “no son un curro”, en respuesta a los embates registrados, en las últimas semanas, en la voz de candidatos presidenciales.

-El esfuerzo incansable de las Abuelas y el trabajo realizado desde el BNDG han modificado el concepto de identidad. ¿A qué se refiere desde su perspectiva?

Desde la biología, la identidad de una persona se vincula con la carga genética que se expresa a través de sus genes y la presión del medioambiente. Como individuos somos el resultado de lo que heredamos de nuestros padres y de todos los factores culturales que nos atraviesan, como pueden ser las costumbres alimenticias, las características específicas de crianza y la interrelación en los diversos ámbitos de socialización. Nuestra identidad desborda a los genes, somos mucho más que ello. En el planteo que se ensaya en la Convención Internacional por los Derechos del Niño se contempla esta perspectiva compleja: toda persona tiene derecho a saber dónde nació, quiénes son sus padres y cuáles fueron sus orígenes.

Páginas: First |1 | 2 | 3 | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.