Uruguay: el terrorismo de Estado como enseñanza

  Materializar la memoria

Sobre el terrorismo de Estado como contenido educativo.

Jorge Fierro

24 octubre, 2019

Sara y Simón Méndez en el SMU, en Un Encuentro con la Historia y la Memoria, actividad coorganizada por Inddhh, Asociación de Profesores de Historia del Uruguay y Sala de Profesores de Historia, del Ipa 

Se llevó a cabo Un Encuentro con la Historia y la Memoria, organizado por la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo, la Sala de Profesores de Historia del Ipa y la Asociación de Profesores de Historia de Uruguay. Se trató de una jornada cuyo centro fue la enseñanza de la historia reciente. Hubo exposiciones académicas, una visita al Sitio de Memoria –ex sede del Servicio de Información de Defensa– y testimonios en primera persona de las sobrevivientes Sara Méndez y Ana Inés Quadros, y de los hijos recuperados Mariana Zaffaroni y Simón Riquelo.

Para la historiografía del siglo XIX, con su positivismo acérrimo, la memoria no era ni debía ser asociada con la historia. Su carácter personal y subjetivo la posicionaba lejos de la disciplina científica, que pretendía la verdad, objetiva y neutral. Esta perspectiva se fue ablandando en el correr del siglo siguiente, primero con los trabajos del sociólogo francés Maurice Halbwachs en torno a la memoria colectiva –en la que se establece que el recuerdo individual siempre está enmarcado en un contexto grupal y, por lo tanto, social–1 y luego con la historización del Holocausto, cuando a pesar de la existencia de filmaciones, archivos y demás documentos, el que habla del campo de concentración es el sobreviviente. Irrumpe entonces el testimonio, y la relación entre historia y memoria ya no será la misma. Habrá tensión, autores que enfatizan las diferencias y autores que priorizan las semejanzas, pero ya no más separación.

“Todo esto es importante cuando vamos a enseñar historia reciente. ¿Queremos trabajar con memoria o con historia? ¿Cómo voy a establecer el relacionamiento entre estas dos dimensiones para que dialoguen? Cuando habilito la memoria en el salón de clase entran todas las memorias, las que te gustan y las que no. Es un ejercicio de democracia y tolerancia muy interesante. Nunca puedo decir ‘lo que dice tu papá es mentira’. Uno tiene que contextualizar las memorias, por qué se recuerda eso y aquello, qué otra mirada puede haber. Hay que armar un concierto de memorias, y no clausurar algunas memorias en la clase”, señaló la profesora Carla Larrobla.

Enseñar el pasado reciente es una tarea muy compleja y arriesgada, por eso algunos docentes han fomentado el encuentro entre colegas para intercambiar herramientas, experiencias y posibilidades.

Páginas: First |1 | 2 | 3 | ... | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.