El estallido sociales en América Latina

  Incendio en el patio trasero

Sobre los recientes estallidos sociales en América Latina.

Ociel Alí López

20 diciembre, 2019

A partir de octubre, nuestra región fue escenario de revueltas, estallidos sociales, golpes y contragolpes. Además de importantes elecciones. Una verdadera cadena de acontecimientos que develaban la reaparición de sus conflictos históricos y de la pérdida de estabilidad de los gobiernos de derecha, que comenzaron a tomar el poder hace apenas cuatro años.

Lo que ha vivido América Latina en octubre y noviembre de este año puede ser comparado con otras series de estallidos geográficos continuos, como la primavera árabe y las revoluciones de colores de Europa del Este, y la contradicción central, en este caso, es la lucha entre sectores populares, indígenas, campesinos, estudiantiles y barriales contra las elites económicas, políticas y militares que soportan un nuevo coloniaje.

En Chile y Colombia, países que a comienzos de año lucían muy estables dentro del modelo liberal, ocurrieron estallidos sociales que aún retumban. En Ecuador sobrevinieron, a partir del 2 de octubre, una serie de manifestaciones indígenas y populares que en seis días revirtieron las medidas que el gobierno había programado junto con el Fondo Monetario Internacional.

En los procesos electorales de los últimos meses resultaron ganadores los movimientos progresistas: en las regionales en Colombia, en las presidenciales de Bolivia el 20 de octubre (nadie niega la ventaja electoral del depuesto Evo Morales) y en las de Argentina el 27 de octubre. Uruguay fue el único país que le dio el triunfo a la derecha. Bolivia, ya en noviembre, fue el escenario de un contragolpe de fuerzas conservadoras abiertamente impulsadas por Estados Unidos que impusieron a una presidenta, autojuramentada, que rápidamente respondió de manera violenta a las movilizaciones indígenas que la confrontaron. Todas esas chispas crearon un verdadero incendio, que se sigue propagando y del que nadie se siente a salvo.

EL FIN DE UN MODELO. Durante el ciclo progresista (2002-2015) caracterizado por los triunfos de Hugo Chávez, Evo Morales, Luiz Inácio Lula da Silva y Néstor Kirchner, el Fondo Monetario Internacional se replegó. Una vez que la derecha retomó el poder, revivió los paquetes de medidas de ajuste que se aplicaron por oleadas en el segundo semestre de 2019 en Argentina, Haití, Ecuador, Chile y Colombia. Y en todos esos países produjo una respuesta popular que terminó de poner en jaque al liderazgo de la región, a los modelos económicos prediseñados, al régimen mediático, al andamiaje institucional.

Páginas: 1 | 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.