La infamia siempre latente

También escribe: “Tampoco voy a aclarar y explicar más nada. Entiendo que fue una figura pública y un referente importante para muchos, pero eso no quita que, así como tuvo sus luces, tuvo sus sombras. El que quiera creerlo bien y el que no, en su derecho está”. Como verán se lava las manos, tiro eso y hasta luego…

Asusta pensar que podemos escribir y acusar a cualquier persona de lo que queramos y que la opinión pública, lejos de pedir que se demuestren los hechos y analizarlos, nos va a incinerar como en tiempos de caza de brujas. Hoy somos los verdugos de las redes sociales, me tocó vivirlo con personas muy cercanas, los vi ser admirados hasta el furor y condenados tras un audio o algún disparate en redes con mentiras muy burdas y fácilmente desechables. Por eso me debo y les debo respeto antes de actuar como la inquisidora que lleva la antorcha.

Un tema tan serio no se puede manejar con supuestos. A pesar de la poca claridad de las acusaciones, arremetieron sin abrir el más mínimo paréntesis de duda. Un tema muy mal manejado y con mucha falta de respeto. No me queda duda de que quien comete una violación, en el año y en el momento que sea, debe ser repudiado y si está vivo castigado, pero no nos hagamos eco de todas las campañas de enchastre que escuchamos, hay que investigar y corroborar antes de sentenciar.

Una información más, en el muro de Veronika Engler, que escribe “Fernando Garcia”

“Gracias Veronika Engler por tu testimonio, valiente si los hay. Personalmente esperaba no tener que contestarle al cerdo de Nelosn Díaz, pero no pude quedarme callado: “A ver, mientras esperamos la prueba de semejante afirmación permítame presentar las mías.

Es cierto que Daniel Viglietti y su primera esposa, la mezzosoprano uruguaya Nelly Pacheco, se separaron al volver éste de Cuba, en enero de 1968, pero también es cierto que pese a no compartir matrimonio la relación entre ambos fue, si no fluída, por lo menos de respeto y solidaridad, tanto que estando Daniel ya exiliado, el 26 de noviembre de 1973, el comité de amigos de “Marcha” organizó un espectáculo artístico en el Platense, donde, entre otros artistas, participó Nelly Pacheco… y cantó temas de Daniel. Mal podría haberlo hecho si la causa de la separación hubiese sido la que aquí se invoca.

Es cierto que su hermano Cédar y Daniel están distanciados, pero hasta donde supe esas diferencias no se sustanciaron hasta entrada la década del 80 y fue por razones políticas acerca de diferentes enfoques de izquierda, tanto es así, que durante buena parte del exilio político de ambos mantuvieron contacto fluído e incluso actuaron juntos (Cédar es guitarrista) en lugares como algunas ciudades de México en noviembre de 1978 y en Berlín en febrero de 1980.

Desconozco si es cierto el presunto ocultamiento de los hechos por parte de los abuelos mencionados, a saber, el padre de Daniel, el coronel constitucionalista Cédar Viglietti y su segunda esposa, María “Chola” Ledesma. De lo que sí doy fe es que en abril de 2001 se emitió por Canal 7 argentino un programa con Daniel como invitado, donde Chola Ledesma brindó su testimonio con palabras elogiosas sobre Daniel (“Historias debidas” conducido por Ana Cacopardo, Canal 7, Buenos Aires).

Páginas: First | ← Previous | 1 |2 | 3 | ... | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.