Siguen indagaciones por robo en la GIAF

TNU informó que los técnicos fueron citados como indagados

Arqueólogos del GIAF declaraban

en la Justicia

basta

Nueve arqueólogos declaraban anoche en la sede penal de 4º Turno en relación al robo de información que tuvo lugar durante la Semana de Turismo en la sede del Grupo de Investigación en Arqueología Forense del Uruguay (GIAF). Televisión Nacional Uruguay (TNU) informó anoche que los técnicos fueron citados “en calidad de indagados”. La audiencia que había comenzado en las primeras horas de la tarde de este domingo proseguía ya entrada la noche.

Al cierre de esta edición, el juez no había dispuesto ninguna medida, según supo LA REPÚBLICA. El lunes siguiente después de Turismo, la Facultad de Humanidades y Ciencias denunció que intrusos ingresaron en el laboratorio que analiza muestras vinculadas a detenidos desaparecidos durante la dictadura y robaron “material de archivo” vinculado con las indagatorias.

A través de un comunicado, informó que “en la mañana temprano” de este lunes (28 de marzo) “se constató el ingreso no autorizado al laboratorio del Grupo de Investigación en Arqueología Forense del Uruguay (GIAF), que investiga sobre detenidos-desaparecidos en el marco del convenio entre la Universidad de la República y la Presidencia de la República”.

Según el comunicado, al revisar el lugar se constató “el faltante de algún material de archivo que se está contrastando con el inventario para precisar su volumen y características”. A partir del hecho, la facultad radicó la denuncia en la Seccional 3ª, por lo que intervino en el lugar Policía Científica e Inteligencia Policial.

La Facultad precisó que “el equipo de antropólogos continúa con sus tareas habituales”. El decano de la Facultad de Humanidades, Álvaro Rico, dijo que existen respaldos de los archivos de la dictadura borrados en un disco del laboratorio y que se está considerando qué fue lo que se sustrajo en papel.

Rico también confirmó que fueron circulados en un mapa de Montevideo que había en la oficina la dirección de los nueve investigadores que viven en la capital. “Es un hecho de gran preocupación, no casual, planificado, por la forma de entrar y ubicar los materiales”, afirmó Rico en su momento. El hecho recibió la condena de varias organizaciones que convocaron a una marcha la semana pasada.

En un comunicado, Familiares de Detenidos Desaparecidos expresó su “más enérgica condena a estos hechos que tienen el claro objetivo de amedrentar a quienes aportan elementos -desde distintos lugares- para la búsqueda de restos y el esclarecimiento de la verdad, y al mismo tiempo intimidar a aquellos que trabajan directamente en el tema”.

“Este hecho nos retrotrae a las prácticas ejercidas por el Terrorismo de Estado, por lo que no cabe duda que el Gobierno Nacional debe buscar a los responsables y ponerlos a disposición de la Justicia.

Páginas: 1 | 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.