Golpes en América Latina

  El derrocamiento de Evo Morales es el último de una larga serie

 

Breve historia de los golpes

en América latina

 Venezuela 1948, Cuba 1952, Guatemala 1954 son viejos mojones en la historia de asonadas militares contra presidentes constitucionales. 

Por Gustavo Veiga

3 de diciembre de 2019

la cuenta se pierde de vista porque es larga y casi infinita. En América Latina sobran los dedos de una mano para contar los países que no sufrieron un golpe de Estado. El de Bolivia que derrocó a Evo Morales es el último, pero resulta difícil mencionar con la misma nitidez al primero. Venezuela 1948, Cuba 1952, Guatemala 1954 son viejos mojones en la historia de asonadas militares contra presidentes constitucionales. 

Estados Unidos apareció muchas veces detrás como partícipe necesario y sus propios documentos desclasificados lo demuestran. Las intervenciones de Washington llegan incluso hasta el siglo XIX. Pero con el advenimiento del XX, la dinámica intervencionista se incrementó. Las invasiones y ocupaciones de países se combinaron con la llamada política de las cañoneras, la doctrina del Big Stick (Gran Garrote) y los golpes cívico-militares. En el siglo XXI se los empezó a llamar “blandos”, como la destitución del obispo Fernando Lugo en Paraguay o el Impeachment contra Dilma Rousseff en Brasil, ambos aprobados por el Congreso. Semejantes demostraciones de fuerza también prueban que los jefes de Estado derribados siempre cubrieron un espectro ideológico variado que pasó de la izquierda al progresismo o del populismo al nacionalismo revolucionario. Rara vez hubo políticos de derecha depuestos. A no ser que se produjera un golpe dentro del golpe.

Páginas: First |1 | 2 | 3 | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.