Nuevas demostraciones de solidaridad con los desaparecidos uruguayos

  Banderas, pancartas y fotos inundaron las calles y las redes sociales 

Uruguay: la Marcha del Silencio se renueva

en memoria de los desaparecidos

20 de mayo de 2020 · 

Este 20 de mayo es el primero bajo la gestión del presidente de derecha Luis Lacalle Pou, lo cual constituye un enorme desafío para los colectivos de derechos humanos.

Este miércoles tuvo cita en Uruguay una de las movilizaciones sociales más importantes y emotivas de su historia contemporánea: la Marcha del Silencio. La fecha del 20 de mayo, que se conmemora desde 1996, es la elegida para recordar los asesinatos de Zelmar Michelini, Héctor Gutiérrez Ruiz, Rosario Barredo, William Withelaw y Manuel Liberoff, ocurridos en Buenos Aires en 1976, en tiempos dictatoriales en el cono sur y bajo la dirección del sangriento Plan Cóndor. 

Todos los años, decenas de miles de uruguayos salen a las calles para recordar a los 196 desaparecidos, y exigir juicio y castigo a los culpables. Lejos de perder relevancia por la pandemia de coronavirus, este año la marcha se reinventó y se coordinaron múltiples actividades, incluso fuera del país. Banderas, murales y carteles con fotos de los desaparecidos y la pregunta “¿Dónde Están?” inundaron las calles y las redes sociales incluso en los días previos a la marcha. Este año es además particular ya que es el primero bajo la gestión del flamante presidente de la coalición de derecha, Luis Lacalle Pou, lo cual constituye un enorme desafío para los colectivos de derechos humanos del país vecino.

Las actividades de esta renovada Marcha del Silencio comenzaron en la mañana. A las 10, Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos colocaron una pancarta con la consigna elegida este año: “Son memoria. Son presente. ¿Dónde están?” frente al Batallón de Infantería n° 13, donde funcionó el centro clandestino 300 Carlos. En tanto, el tramo que va desde la intersección de Rivera y Jackson hasta la plaza Libertad de Montevideo, tradicional punto de encuentro de la marcha, estuvo cerrado al tránsito desde temprano. La intención era que ese silencio representara a las marchas de miles de uruguayos que otros años recorren esas mismas calles con las bocas cerradas como gesto frente a la impunidad que persiste en el país. Por último, cerca de las 18.30 una pantalla gigante será transportada por el recorrido transmitiendo las imágenes de los desaparecidos y al llegar a la plaza Libertad se encontrará con las icónicas fotos en blanco y negro sostenidas por palos.

Páginas: 1 | 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.