Taller de Memoria de las costas, argentinas y uruguayas, como vencer el miedo

Taller “Memoria en las Costas”. Entre el miedo y el dolor

La actividad se desarrolló este sábado en el salón de la Agremiación Obrera Textil de Juan Lacaze y significó un espacio de diálogo, reflexión y catarsis sobre los hallazgos de cuerpos mutilados en las costas colonienses durante la última dictadura cívico militar. El miedo de aquellos tiempos, el dolor por los desaparecidos y la posibilidad de que se repita, es una herida que permanece.

Mathias Medero

Aquellos “fueron los días más espantosos que me tocaron vivir” dijo a La República en 2002 la ex jueza de Paz Blanca Germano, quien debió intervenir en 1976 tras el hallazgo de ocho cadáveres en la costa coloniense. Por entonces Germano se desempeñaba como titular del Juzgado de Paz de Colonia Valdense y extendía jurisdicción hasta Juan Lacaze de donde es oriunda. 

En total fueron 11 hallazgos pero solo ocho cuerpos se preservaron, entre los cuales fueron identificados Raúl Orlando Montenegro, Raúl Antonio Niño, y Horacio Adolfo Abeledo, todos de nacionalidad argentina.

 “Los cadáveres estaban desfigurados, comidos por los peces luego de muchos días a la deriva en el río, la descomposición se producía en forma muy rápida y nuestro equipo judicial tenía que andar allí, en medio de aquel horror, de aquella atmósfera nauseabunda, registrando cada detalle por mínimo que fuera, porque desde el primer momento en que los cuerpos aparecieron nos dimos cuenta de que estábamos ante algo diferente, terrible, y había que documentarlo para que no se borrara”, relató.

Germano tenía la certeza de que “algún día se iba a saber la verdad. Nos querían hacer creer una historia de asiáticos que se habían amotinado a bordo de un barco. Un verdadero disparate que no nos creímos ninguno de los que trabajamos en el lugar de los hechos. Era algo tan distinto a lo común, algo que dejaba al trasluz tanta barbarie, tanta crueldad, que no nos podían venir con una novela tan burda”.

La ex magistrada recordó que “dentro de las medidas que un juez de Paz está facultado a adoptar, se aplicaron todas. Y aunque cueste creerlo, a pesar de que estábamos en dictadura, no recibí ninguna presión. Tal vez en ese momento pensarían que después todo se perdería en el olvido”.

Páginas: First |1 | 2 | 3 | ... | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.