La LUC y las oposiciones de la izquierda uruguaya

LA LUC Y EL MODO DE OPOSICIÓN FRENTEAMPLISTA

A la izquierda que hay lugar

Víctor Hugo Abelando
20 noviembre, 2020

El Frente Amplio enfrenta el dilema de aceptar como un error haber votado algunos artículos de la LUC o generar mucho ruido en su relación con el movimiento social. Este tema, de todos modos, no es más que el emergente de las dificultades que muestra para definir las características de su rol como oposición.

La decisión de ir a un referéndum contra la Ley de Urgente Consideración (LUC), adoptada inicialmente por el PIT-CNT y la Intersocial, abrió un escenario de debate interno dentro del Frente Amplio (FA). En principio, y aunque había posturas contrarias a apoyar la consulta popular, su Plenario Nacional resolvió el 17 de octubre formar parte de la movilización y encomendar a la Mesa Política que, en diálogo con la Intersocial, adoptara una resolución sobre el procedimiento a utilizar y los artículos cuya derogación se promoverá. La Mesa resolvió con posterioridad optar por el «camino largo», es decir, recoger las firmas del 25 por ciento de los inscriptos en el registro electoral del país, con un plazo que vence al año de promulgada la LUC, o sea, el 9 de julio de 2021.

Por el camino quedó la idea de los sectores «moderados» del FA de ir por la «vía corta», es decir, juntar las firmas del 2 por ciento del electorado para que en un plazo breve (posiblemente antes de fin de año) la Corte Electoral convoque a que el cuerpo electoral, en una sola jornada y voluntaria, se pronuncie a favor de la iniciativa, debiendo alcanzarse también el 25 por ciento de las voluntades. En opinión de la mayoría del FA, la opción desechada habría permitido a quienes se oponían al referéndum sacar rápidamente el tema de la mesa, pues contaban con que ese porcentaje no se alcanzaría y, por consiguiente, la coalición saldría prontamente de una batalla en la que no debería haberse metido.

Una vez apoyado el referéndum, la discusión era si se iba contra toda la ley o contra algunos artículos. En el FA primó la última de las posibilidades. En tanto, la Intersocial no ha resuelto todavía (lo hará el 29 de noviembre) si el recurso abarca toda la LUC o parte de ella. El PIT-CNT ha resuelto impugnarla parcialmente, pero hay organizaciones de la Intersocial que apuntan contra toda la norma, una de ellas Fucvam, aunque en el comunicado publicado al respecto sostiene que lo importante es el consenso y podría avenirse a dirigir el referéndum sólo a parte del articulado.

Sin embargo, para el FA la situación derivó en una nueva complicación cuando la central sindical se pronunció a favor de impugnar cinco artículos de la ley que el FA votó. Ellos son el 187, 188 y 189, que crean la comisión coordinadora de la educación; y el 235 y 236, que fijan potestades preceptivas a la URSEA en la fijación del precio exrefinería de los combustibles de acuerdo al precio de paridad de importación que surja de sus estudios.

Páginas: 1 | 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.