Uruguay: “chilenización” de la violencia hacia el pueblo

La «chilenización de las protestas» y la reorganización de la inteligencia

Nido de cóndor

Nadia Amesti
27 noviembre, 2020

Mientras el país estrena una estructura de inteligencia centralizada y habilitada a esconder sus operaciones más allá de lo que muchos consideran razonable, indicios de persecución derivan en que algunos chilenos residentes en Uruguay se vean inhibidos de ejercer sus libertades. Un especialista advierte que el verdadero peligro es la «chilenización de la represión».

Movilización en la avenida 18 de Julio de Montevideo en solidaridad con Chile, octubre de 2019

Mientras uno pintaba la pared de una institución pública, los otros dos hacían guardia, por si se acercaba un patrullero. Eran las diez de la noche y era viernes; por eso no les resultó sorprendente que dos hombres borrachos se acercaron a preguntar sobre la pintada. Pero sí les resultó molesto, porque las respuestas monosilábicas no lograron amedrentar a los preguntones: ¿por qué hacían una pintada? La atención dispensada a los curiosos impidió que los dos que montaban guardia vieran llegar al patrullero. Por lo tanto, lo que no logró la frialdad lo logró el arribo de los policías, y los borrachos se alejaron.

Cuando bajaron, los oficiales le preguntaron directamente al grupo qué hacía allí. Las lacas negras dentro de una de las mochilas y las manos entintadas de negro sólo señalaban a un culpable: Antü. Tras pedir los datos del grafitero y sus dos acompañantes, Antü fue notificado de que sería detenido. Por Whatsapp, avisó a algunos amigos de lo que estaba ocurriendo, antes de quedar incomunicado hasta las ocho de la mañana, cuando fue liberado. Fue trasladado a la seccional del Prado para que el forense constatara su estado de salud y, finalmente, fue detenido en la Seccional N.o 3.

Mientras a Antü le preguntaban a qué agrupación pertenecía y hacía cuánto estaba radicado en Uruguay, y algún que otro agente le decía: «Chileno de mierda, ¿por qué no te vas a delinquir a tu país?», la Policía Científica, según testigos, sacaba fotos del grafiti. Entre interrogantes, Antü pasó el número de su abogada para que los oficiales la llamaran. Pero esta, pese a llamar directamente a la seccional, no recibió ningún llamado ni fue atendida por teléfono. «Su detención es una medida ejemplificante de la Ley de Urgente Consideración [LUC]», dijo la abogada a uno de sus compañeros vía telefónica. La Fiscalía fue notificada horas más tarde. Antü fue liberado por la mañana.

Páginas: First |1 | 2 | 3 | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.