“Ya llegamos”, avisaba la coalicion reaccionaria

Sodomía por  Jorge Zabalza

“Acá llegamos nosotros, los dueños del Uruguay, a gobernar según nuestras necesidades y perspectivas”, es el mensaje de la coalición multi reaccionaria. No hemos necesitado de los viejos golpes de Estado para hacernos cargo de la política económica, el control policial de la población y las relaciones internacionales. Desde siempre hemos sido dueños del poder, ahora pudimos recuperar el gobierno sin salirnos de la Constitución y las leyes.

Parece ocioso debatir sobre el articulado de la “ley de urgente consideración”, cuando lo esencial no fue el debate parlamentario, sino el acto de poder y de soberbia que significó. La LUC es mucho más que la hoja de ruta para los próximos cinco años de gobierno. Ante nuestra pasividad, nos sodomizaron una vez más, sin piedad y sin escrúpulos. El medioeval derecho de pernada ejercido sin piedad ni escrúpulos.

Frente al hecho inevitable, hubo parlamentarios que inicialmente pusieron el grito en el cielo, desplegaron toda la parafernalia verbal de que disponían y condenaron la LUC de Lacalle Pou. Sin embargo, luego de discutirlo entrecasa, predominó la mesura y terminaron aprobando casi el 50% de la LUC. Flagrante incoherencia entre el discurso y los hechos. Sin consultar al movimiento social para nada, se auto convencieron de que solamente la mitad del engendro era antipopular y anticonstitucional. Consideraron que la otra mitad era urgente, estaba en el “camino correcto” y merecía pues ser aprobada para reducir los daños, según sostuvieron.

Podrían haber convertido el parlamento en el primer escalón de la defensa del movimiento popular, pero no se los permitió su particular visión de un quehacer responsable: transar y transar, retroceder y retroceder. En definitiva, no consintieron la sodomización.

“Hay que escapar a la lógica de ganar y perder”, redondeó el Pelado Gómez la tarde del jueves, pues no se trata solamente de si las firmas alcanzarán o no: se trata de dar una señal clara, un gesto que indique la disposición a lucha contra el proyecto multi reaccionario que la coalición viene ejecutando. Exclamar ¡no nos dejaremos sodomizar! ¡no pasarán!

Dejar claro que, para hacerlo, deberán vencer la resistencia popular. Es el momento del grito de dignidad, de trasladar a las calles la democracia, sacarla del recinto parlamentario y mudarla al territorio de la participación política directa. Como ha hecho el pueblo chileno durante el último año como vienen haciendo en Colombia, Perú, Guatemala y Honduras. Hasta en Brasil el pueblo corcovea indignado. El movimiento popular debería anticiparse a las luchas sociales que se le vienen encima, aprontar los corazones y preparar brochas y pinceles, pero, sobre todo, recuperar aquel horizonte transformador que convocó a empujar la dictadura militar y a los gobiernos de derecha que la siguieron.

Lo fundamental es dar una señal bien clara: con las calles llenas de pueblo no les será tan fácil como en el parlamento cumplir con sus propósitos de sodomización.  Es el momento de abandonar las lógicas que todo lo analizan en cantidades de votos para el 2024 y comenzar a acumular en consciencia, recuperar aquel viejo horizonte que se extravió en el salón de los pasos perdidos.

Desde el pacto del Club Naval, las fuerzas armadas sostuvieron que era todo mentira que, convocados por el poder ejecutivo, el parlamento y la partidocracia,

Páginas: 1 | 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.