En el 40 aniversario del 20 de mayo de 1976 (6)

Mise en page 1Los asesinatos de Michelini y Gutiérrez Ruiz

Una causa con doble frontera

Por Samuel Blixen (“Brecha”)

Juan Carlos Blanco y Juan María Bordaberry serán interrogados por los asesinatos de Michelini y Gutiérrez Ruiz, en Uruguay y en Argentina. Ambos juegan con los plazos legales y apuestan a la prescripción de los delitos, el 1 de marzo de 2005. 

Mientras el juez federal argentino Rodolfo Canicoba Corral elaboraba el calendario de interrogatorios de testigos con que iniciará las actuaciones por los asesinatos de Zelmar Michelini, Héctor Gutiérrez Ruiz, Rosario Barredo y William Whitelaw, en Montevideo el juez penal Roberto Timbal definía al cierre de esta edición las fechas de las citaciones del ex presidente Juan María Bordaberry y del ex canciller Juan Carlos Blanco, para determinar el grado de responsabilidad de ambos en los episodios ocurridos en Buenos Aires en mayo de 1976.

La comparecencia de los dos máximos exponentes civiles de la dictadura había sido solicitada por la fiscal Mirtha Guianze como derivación de las indagaciones reabiertas a instancias del entonces fiscal de Corte Óscar Peri Valdez.

tobazelmar

El caso Michelini-Gutiérrez Ruiz había sido archivado por la justicia por resolución del entonces presidente Julio María Sanguinetti, quien lo consideró incluido en los beneficios de la ley de caducidad. Sugestivamente, el primer proyecto de ley de caducidad -elaborado por el Partido Colorado cuando una mayoría parlamentaria decidió ceder ante la “lógica de los hechos” impuesta por los militares indagados por delitos de lesa humanidad- excluía expresamente de los beneficios de la ley a los responsables de los asesinatos de Michelini y Gutiérrez Ruiz.

En el curso del acalorado debate de dos días en el Senado, en diciembre de 1986, el artículo referido a la exclusión de ese caso desapareció como por arte de magia del texto finalmente aprobado: cuando un senador del Frente Amplio preguntó qué había pasado con esa disposición, un prestigioso senador herrerista explicó que estaba sobrentendido que los asesinatos de Michelini y Gutiérrez Ruiz no habían sido episodios cometidos -como dice la ley- por militares y policías en actividad, en cumplimiento de órdenes superiores, de ahí que fuera redundante excluirlo expresamente. La posterior decisión de Sanguinetti reveló que lo evidente no era tanto.

La causa fue reabierta a raíz de las declaraciones del ex senador blanco Alberto Zumarán sobre una supuesta votación en una reunión de Bordaberry y los mandos militares para decidir sobre la suerte de los dos legisladores secuestrados en Buenos Aires. La decisión, aprobada por mayoría, fue dada a conocer por uno de los participantes, que habría votado en contra, al entonces obispo de Montevideo, monseñor Carlos Partelli, quien a su vez lo comentó con Zumarán; detalles de ese episodio fueron aportados por Zumarán y Partelli a la comisión investigadora del Parlamento que investigó los asesinatos.

LA CAUSA ARGENTINA

Páginas: First |1 | 2 | 3 | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.