Sigue el proceso al “Plan Cóndor” en Roma

Yo era un administrativo, pero en el departamento 3 el resto del personal de tropa actuaba en la calle. Hacían seguimientos, vigilancias, detenciones. Durante el período en el que estuve se persiguió mucho al Partido por la Victoria del Pueblo [PVP]. Yo no participaba en el área operativa, pero por lo que me tocó ver cuando tuve que hacer la guardia, me di cuenta de muchas cosas.

Conocí tres cárceles clandestinas en Montevideo. La primera era un chalet en la rambla de Punta Gorda; allí vi llegar de noche un camión con gente detenida en Buenos Aires. Eso fue en mayo o junio de 1976. Eran militantes del PVP; en el grupo estaban Sara Méndez, Sergio López Burgos, Eduardo Dean, Margarita Michelini y otros. Todos estaban vendados y maniatados y no sabían quiénes los tenían detenidos. La segunda cárcel [que vi] fue en el local que antes era usado como sede oficial del SID, en Bulevar Artigas y Palmar. En el momento final de mi permanencia en el SID había sido adquirido otro local, en Millán y Loreto Gomensoro”.

Macarena Gelman, por su parte, contó las gestiones que hizo su abuelo Juan Gelman y de cómo este supo, por Eduardo Ruffo (de la Secretaría de Inteligencia del Estado -SIDE- de Argentina), que su nuera había sido trasladada a Montevideo. A raíz de esa información comenzó una campaña en Uruguay, con la que consiguió que una pareja de vecinos de los Touriño (padres adoptivos de Macarena) contara que entre diciembre de 1976 y enero de 1978, en el umbral de la casa del matrimonio Touriño había aparecido una canasta con una beba.

En poco tiempo, se hizo la prueba de ADN y Macarena recuperó su identidad. “En la investigación que hizo mi abuelo se encuentran los nombres de las personas que me llevaron a casa de los Touriño: uno es Ricardo Medina; no hay certeza sobre la segunda persona, que puede ser el Pajarito Silveira o Ricardo Arab”, dijo la diputada frenteamplista.

Nadia Angelucci, desde Italia

—————————————

Audiencia de abril en Roma

madremacarena

María Claudia García Irureta Goyena Cassinelli de Gelman (argentina, embarazada de siete meses, fue secuestrada en Buenos Aires y trasladada clandestinamente al Uruguay donde dio a luz a la niña; desaparecida).

(…) Había una mujer embarazada (en la casa de Bulevar y Palmar). Se trataba de una joven de aproximadamente unos 25 años, de pelo castaño oscuro, de tez blanca lozana, de trato muy dulce. Pude comprobar que luego del mes de octubre dio a luz una criatura (no pude saber el sexo) y que fueron trasladados ambos, una noche por el teniente coronel Rodríguez Buratti y el capitán Arab, con destino que desconozco. El único comentario que escuché a Arab fue: ‘A veces hay que hacer cosas embromadas’. Comentario este que me conmovió pero que nunca pude comprobar a qué se refería concretamente

Páginas: First | ← Previous | 1 |2 | 3 | ... | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.