Combate permanente del feminismo en Uruguay

  

Desplegar una nueva imaginación política.

Entrevista a Lilián Celiberti*

15 Mar 2018

Hemisferio Izquierdo (HI): Este 8 de marzo se plantea un nuevo paro internacional de mujeres, ¿cuál es el balance del 8 de marzo pasado y qué desafíos representa este segundo paro para el movimiento feminista en Uruguay? ¿Cuáles son los ejes fundamentales de su convocatoria?

Lilián Celiberti (LC): El 8 de marzo 2017 marcó un salto cualitativo hacia la masividad del movimiento, rompiendo barreras y pluralizando las protagonistas. El del 2018 reafirma y profundiza la anterior, con mas debates, mas procesos preparatorios, mas colectivos organizados. Se han abierto espacios de construcción política y disputa, donde hasta el momento las perspectivas feministas eran apenas marginales, en particular en el movimiento sindical (con procesos aún incipientes) y se desataron miles de nuevas iniciativas y organizaciones en todo el país.

“Si paramos las mujeres,  paramos el mundo”, se constituye un mensaje potente para significar aquellas áreas invisibilizadas de las necesidades sociales que sostienen la vida. La sociedad y la economía siguen desconociendo que el cuidado de la vida humana es una responsabilidad social. El feminismo propone analizar ese vínculo no solo para denunciar la utilización que hace el capitalismo del trabajo gratuito de las mujeres, sino para la revalorización del cuidado como una ética social y ecológica imprescindible a la hora de pensar alternativas. Introducir este debate muestra una vez más que cuando la experiencia social de las mujeres ingresa en el debate público se descubren disonancias y contradicciones, donde había aparentes consensos. Los espacios tomados como neutros y justos como la familia, por ejemplo, dejan de ser inocentes para mostrar sus matrices de desigualdad, dominación y violencia.  Por ello los movimientos antifeministas se identifican con la consigna “a mis hijos no los tocan”, y las acusaciones al feminismo desde las autoridades eclesiásticas es la de destrucción de la familia.

Parar en todos los ámbitos de la vida es una consigna que se inscribe en una nueva perspectiva teórica, que cambia el eje de la contradicción capital-trabajo a uno mas amplio de capital-vida.

Páginas: First |1 | 2 | 3 | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.