Fugitivos de la Justicia, pasan su buen tiempo los genocidas

« Los fugitivos»: genocidas prófugos

en Italia el cura sanrafaelino

Franco Revérberi, Jorge Troccoli y Carlos Malatto

8 enero, 2021

Se les acusa de crímenes de lesa humanidad por los horrores cometidos por las dictaduras militares hace 40 años en Argentina y Uruguay. Se esconden en Italia. Aquí es donde y protegido por quién POR CARLO BONINI (COORDINACIÓN EDITORIAL), ELENA BASSO, MARCO MASTRANDREA, ALFREDO SPROVIERI. COORDINACIÓN MULTIMEDIA POR LUCIANO NIGRO. GRÁFICOS Y VIDEOS DE GEDI VISUAL Esta investigación forma parte del proyecto “Huyendo del pasado”,  y es la ganadora del programa piloto Stars4Media, cofinanciado por la Comisión Europea. Nueve periodistas de las redacciones de «El Salto» (España), «Streetpress» (Francia) y «Centro Permanente de Periodismo» (Italia) trabajaron durante tres meses en busca de los torturadores de las dictaduras sudamericanas que aún huían de la justicia de sus países. Esta es su historia. Son tres viejos. Viven en la provincia italiana y llevan una vida tranquila: van de pesca y pasean por el paseo marítimo. Pasan desapercibidos, hablan bien italiano y se han integrado en la comunidad. Nadie podría imaginarse que son buscados por crímenes de lesa humanidad cometidos durante las dictaduras sudamericanas de los años setenta. Jorge Nestor Troccoli vive en Battipaglia, un despiadado exjefe de los servicios de inteligencia uruguayos acusado de la desaparición de decenas de militantes. En la provincia de Parma, el P. Franco Reverberi celebra misa, un sacerdote acusado de haber presenciado la tortura de internos en un campo de exterminio en Argentina, mientras Carlos Luis Malatto, exteniente perteneciente a uno de los cuerpos militares más sangrientos de la dictadura de Videla, hoy vive en una residencia exclusiva en Sicilia. Los tres llevan mucho tiempo en nuestro país y a lo largo de los años Italia ha rechazado las solicitudes de extradición, pero ahora la situación está a punto de cambiar. El 26 de mayo, el ministro de Justicia Alfonso Bonafede autorizó la apertura de un juicio penal en Italia contra Carlos Luis Malatto. El 2 de octubre se presentó en Argentina una demanda para solicitar la extradición de Don Franco Reverberi por segunda vez, rechazada en 2014. Y mientras que la audiencia del Tribunal de Casación para el juicio del Cóndor está fijada para el 24 de junio. lo que podría confirmar la cadena perpetua para Néstor Troccoli, los investigadores investigan dos asesinatos de ciudadanos italo-argentinos que involucrarían al ex militar uruguayo. Seguimos la pista de estos tres hombres. Reconstruimos sus vidas en Sudamérica e Italia tratando de descubrir quién los protegió y quién continúa haciéndolo. 

Agujeros negros

En América del Sur, la década de 1970 estuvo marcada por feroces regímenes militares que llevaron, solo en Argentina, a la desaparición y eliminación de más de 30.000 opositores políticos: los desaparecidos. Cualquier persona considerada subversiva era secuestrada por los militares y luego trasladada a un centro de detención clandestino para ser torturada y la mayoría de las veces asesinada. Esos «agujeros negros» eran cientos y oficialmente no existían, porque todo lo que sucedía dentro de esos muros debía permanecer en secreto. Los centros estaban por todas partes: en un garaje del centro de Buenos Aires, en el puerto de Montevideo, en villas provinciales o en edificios de la administración pública. Los soldados asignados a los centros clandestinos habían recibido una formación especial en técnicas de tortura: los reclusos eran violados, golpeados hasta la muerte, colgados en las paredes, torturados con electricidad. Muchos no lo lograron. Los que sobrevivieron permanecieron encerrados durante años, o fueron cargados en un avión para ser arrojados al mar con los «vuelos de la muerte». Toda una generación fue exterminada: jóvenes de entre 15 y 25 años que militaron para oponerse a la dictadura. Los cuerpos de muchos de ellos nunca se han encontrado. Fueron necesarios muchos años para que se empezara a descubrir la verdad. Durante décadas, los responsables del horror continuaron negando. Luego, los sobrevivientes comenzaron a testificar y algunos militares comenzaron a admitir. Hasta que, a principios de la década de 2000, tras la derogación de las leyes que garantizaban la inmunidad a los responsables de crímenes cometidos durante las dictaduras sudamericanas, comenzaron los primeros juicios. Hoy, solo en Argentina, 1.003 personas son condenadas por delitos cometidos durante el régimen de Videla. Para escapar de la justicia, muchos han huido a estados sin extradición y tres han decidido volar a nuestro país, explotando los orígenes italianos de sus familias.

 Los protagonistas

Páginas: First |1 | 2 | 3 | ... | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.