El General Seregni espionado

El general como objetivo

Seregni fue víctima de espionaje militar y policial desde 1984 hasta mediados de los noventa.

Samuel Blixen

30 agosto, 2019

Liber Seregni junto a su esposa, Lili Lerena, en el balcón de su domicilio el día de su liberación, en 1984

El espionaje militar y policial al general Liber Seregni, instalado cuando fue libertado, en 1984, permitió a los aparatos de inteligencia adelantarse al proceso de recomposición de la dirección del Frente Amplio y visualizar el papel de la coalición en el proceso político hacia las elecciones, pautado por un enfrentamiento entre los partidos tradicionales y las disyuntivas sobre la desproscripción, parcial o total, de dirigentes y organizaciones. El ritmo político parecía girar, en marzo de 1984, en torno al futuro político de Wilson Ferreira Aldunate.

Transcripciones de intervenciones telefónicas ilegales ubicadas en archivos del Ejército revelan que el general Liber Seregni, su familia y su entorno fueron objeto de un sistemático espionaje de la inteligencia militar desde el mismo día en que fue dejado en libertad, después de ocho años de prisión.

Documentos militares y policiales confirman que el espionaje que se montó en marzo de 1984, cuando comenzó a ejecutarse el cronograma que condujo a las elecciones de noviembre de ese año, se mantuvo después de la asunción del presidente Julio María Sanguinetti, el 1 de marzo de 1985, y continuó hasta muy avanzado el proceso de transición democrática, durante las dos siguientes presidencias.

Páginas: First |1 | 2 | 3 | ... | Next → | Last

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.